Hola a tod@s. Por fin me atrevo a publicar mi propio blog. Antes de nada, quiero dar las gracias a Raquel por su inestimable ayuda en la creación de este blog. También quiero dar las gracias a todas las personas que me han animado a realizar este proyecto.

¿Qué os mostraré en él?. Pues lo que me gusta hacer: dulces tentaciones para todos los paladares. Espero servir de ayuda a todas aquellas personas que no tienen tiempo de cocinar o simplemente que no les gusta meterse y trastear en la cocina.

¿Tenéis un evento familiar y queréis agasajar a vuestros invitados con un dulce elaborado con ingredientes totalmente caseros? Pues ya sabéis, si sois de Albacete y os gustaría saborear lo que veis, podéis contactar conmigo a través de mi e-mail mapifefi@gmail.com.

domingo, 5 de julio de 2015

Buenos días querid@s seguidores, el dulce de hoy es muy, muy dulce. Se trata de un bizcocho de leche condensada, suave y esponjoso.

En el siglo XIX eran frecuentes las intoxicaciones alimentarias provocadas por el consumo de leche, debido a la contaminación de la leche por bacterias durante el proceso de ordeño de las vacas y la precariedad de los procesos de conservación.  Mientras volvía de un viaje a Inglaterra en 1851, Gail Borden quedó impresionado por la muerte de varios niños, al parecer debido a la leche de vaca en mal estado. Borden fue capaz de reducir la leche sin quemarla ni cuajarla. Produjo un derivado de la leche duradero que no necesitaba refrigeración. Obtuvo una patente de fabricación en 1856 y fundó la New York Condensed Milk Company en 1857.

Posiblemente fueron importantes los requisitos de Borden para los granjeros que le vendían la leche cruda: lavar las ubres antes de ordeñar, establos limpios y escaldar y secar los coladores por la mañana y por la noche. En 1858 la leche Eagle Brand, había ganado reputación por su pureza, durabilidad y precio. Pero no fue hasta el estallido de la Guerra de Secesión y la posterior demanda de leche condensada de larga duración por el ejército de la Unión, cuando el éxito de Borden fue asegurado.

La leche condensada se conoció en Europa en 1866, gracias a las instalaciones de Cham en Suiza.

Esperando como siempre el éxito del dulce, os espero el mes que viene.

Correo de contacto para realizar pedidos: mapifefi@gmail.com

Bizcocho de leche condensada